Gómez: “El Nuevo Código Urbano es un logro de todos”

Gómez: “El Nuevo Código Urbano es un logro de todos”

El Secretario de Gobierno del Gabinete de Ana Meiners repasa los aspectos salientes de este conjunto de normas que sirven para proyectar de manera sólida y ordenada el futuro de la ciudad.

El Nuevo Código Urbano.
Como todo código el mismo es un compendio ordenado de toda la normativa local que regula el ordenamiento territorial, e incluye cuestiones atinentes a la zonificación de la ciudad y a los usos e indicadores urbanísticos permitidos en cada zona, a las nuevas formas de generar ampliaciones de áreas urbanas regulando la subdivisión del suelo, definiendo el tejido urbano, fortaleciendo el área central histórica de la ciudad al mismo tiempo que se trabaja en proceso de descentralizaciones barriales fortaleciendo de esta forma cada sector de la ciudad, promocionando un nuevo marco para la protección del patrimonio histórico, incorporando por primera vez el concepto de plusvalía y convenios urbanísticos y la aplicación de un nuevo reglamento de edificación  , todo enmarcado en una visión de sustentabilidad desde el punto de vista temporal y del medio ambiente.

Está compuesto por 3 libros y dentro de cada libro por sus capítulos correspondientes.

En definitiva, el código urbano es el resultado de un proceso de diálogo y consenso permanente, en donde la discusión central del mismo está dada en la definición colectiva de la Ciudad Que Queremos.

Resultado de un proceso deliberativo muy abierto y participativo.
La ciudad cíclicamente viene debatiendo estas cuestiones desde el año 1983 a la fecha, pero claramente como gestión detectamos en al año 2012 la necesidad de impulsar un nuevo plan urbano que lo denominamos plan urbano esperanza sustentable. Para llevar a cabo esta tarea se definió, desde la gestión 2011-2012, la instrumentación de la “Unidad Descentralizada de Planificación Territorial”, encargada de analizar, diagnosticar, estudiar y proponer acciones tendientes a dar respuestas a esas problemáticas. A partir de ese año (2016), dicha oficina se transformaría en el “Área de Planificación, Estudios y Proyectos”, dependiente de la Secretaria de Gobierno, hasta la puesta en marcha (2020) de la Secretaria de Planeamiento, establecida en el nuevo Organigrama Municipal.

Obviamente todo ese proceso que fue participativo y deliberativo partiendo de la base de experiencias anteriores como ser el COT y el PECE y del cual formaron parte todas las instituciones intermedias de la ciudad en plena coordinación con el cabildo abierto de la ciudad.

De lo dicho se desprende que este nuevo código urbano tiene un aval mayoritario, un consenso importante

Todo el proceso anterior permitió tener una base muy sólida a los efectos de conseguir los consensos necesarios para su aprobación mediante la Ordenanza 4045, la cual fue sancionada con la aprobación por unanimidad de la totalidad de los concejales que representan a las diferentes fuerzas políticas de la ciudad. Este último elemento es el que le termina de dar la fuerza necesaria al código de ordenamiento porque es la base central de los consensos en el esquema democrático actual.

Puntos claves que benefician a la ciudad.
Claramente el objetivo central está dado por tener una base única, sólida, moderna y que surge del consenso total de la ciudad, de una normativa que regula el funcionamiento presente y el crecimiento futuro de la ciudad, y que en definitiva y vuelvo a poner el foco en lo mismo, trata de reflejar el desarrollo que pretendemos los propios esperancinos de la ciudad y de la forma vida que en ella queremos. Como gestión además entendemos que la dinámica implica que los canales de diálogo deben permanecer permanentemente abiertos para incorporar las modificaciones que sean necesarias a los efectos de que el código contemple esas nuevas situaciones.

La ciudad en 10 años.
Imagino una ciudad modelo en la Provincia por su riqueza productiva, cultural y social. Sin lugar a dudas, se están sentando bases sólidas para garantizar un desarrollo humano pleno de los vecinos de Esperanza, con un modelo productivo (basta ver el impulso del parque industrial, el polo tecnológico, idear o el propio ITEC), participativo a través de la continuidad en el tiempo del cabildo abierto y el plan urbano Esperanza sustentable, inclusivo, desde la perspectiva de generación de oportunidades laborales y educativas pero también desde la visión de integración de la ciudad con el fortalecimiento de todos los barrios con obras y servicios pero también con conectividad hacia las áreas centrales, sustentables desde el punto de vista medio ambiental, fomentando la iniciativa privada y el fortalecimiento de las instituciones intermedias, siempre apostando a la integración público privada como modelo de gestión y respetando y fomentando las premisas claras que nos dejaron nuestros primeros fundadores.

El código es la base de partida de este proceso porque en definitiva todo sucede en el territorio y es en ese ámbito en dónde las personas desarrollan su vida.

Para descargar:
Ordenanza Nº4045 Nuevo Código Urbano
Anexo planos


 

Preguntas Frecuentes

En realidad, es la primera vez que se pudo ordenar y armar un código después de mucho tiempo que el proceso era adosar a la reglamentación soluciones necesarias a los problemas presentados

Es la primera vez que hay un diseño de modelo de ciudad con una disminución de la cantidad de zonas o distritos, unificando usos de suelo, nuevos indicadores urbanísticos y medidas mínimas de subdivisión, otorgando características particulares e identificatorias a los distintos corredores urbanos.

El principal aporte de este código, es la claridad del planteo urbano, marcando el camino a transitar para llegar al modelo de ciudad surgido o planteado que es:

  1. 1. compactar la mancha urbana, evitar el crecimiento disperso, ordenando asi la posibilidad de que cada nueva urbanización y/o loteo cuenten con los servicios de infraestructura.
  2. La determinación de zonas o áreas industriales para nuevas instalaciones, generando una limitación, pero otorgando otras posibilidades a las industrias pre-existentes.
  3. Otro de los aportes es la presencia y jerarquización de arterias y avenidas que determinan una red principal de conexiones (ingresos-interconexiones barriales, como así también interdepartamentales) teniendo siempre en claro la articulación severa que marca la presencia de Rutas Provinciales Nº70 y Nº6, ambas en diferentes sentido N-S E-O, cerciorando la planta urbana con las consecuencias que eso conlleva.

Creemos y estamos convencidos que, todo este Código hace que, tanto los ciudadanos comunes, los profesionales, los industriales, etc. sean beneficiarios de las disposiciones del Código haciendo este por carácter transitivo a la ciudad toda.

La primera visión que incorpora este Código, es la de una ciudad ordenada en su crecimiento, con una mancha urbana compactada, con altura sostenible, áreas definidas y un centro con proyección de traspolación en sus 4 sentidos cardinales donde la identificación y apropiación de estos sectores hagan de la misma una ciudad ordenada, comunitaria y participativa (descentralización).

Regulación del uso del suelo, terrenos, servicios, construcciones, actividades. Es tan abarcativo el alcance de esta regulación que es difícil acotarlo.

La ciudad está dividida geográficamente o sectorizada en vecinales, institucionalizadas y participativas desde su propia territorialidad, a la interacción entre ellas y el municipio, en expresiones sociales, culturales y deportivas, etc. Es de destacar que por sus usos y costumbres, existe una denominación de algunos segmentos de estas vecinales, denominados comúnmente como Barrios.

Después de un tiempo prolongado de trabajos que funcionaron como antecedentes (Plan Regulador, Plan Estratégico, Reglamento General de Edificación, talleres participativos de instituciones intermedias y abiertos a toda la comunidad, Cabildo Abierto) se llega a aglutinar, todos estos trabajos en el compendio hoy C.U.C.E. necesario para poder transitar el camino a la ciudad proyectada.

El ciudadano todo, desde el vecino como mínimo integrante de la comunidad, como así también, todos los profesionales que hacen ciudad (corredores inmobiliarios, loteadores, agrimensores, profesionales de la construcción, abogados, escribanos, contadores, técnicos en construcción, etc) lo importante de esto es que tengamos en claro que “la ciudad es una realización comunitaria en constante movimiento de crecimiento y adaptaciones con el conocimiento de normas que reglamenta este hecho cultural generando respeto entre todos sabiendo que la cuidad es el otro.”

SI, existen sanciones sabiendo justamente que, el código es para habitar una ciudad ordenada y pautada entre todos, el no respeto de esto, hace la generación de sanciones directamente proporcionales al incumplimiento de las mismas.

El sistema es abierto permitiendo toda consulta, como así también, sumar sugerencias y ejecutar modificaciones, para lo cual se generaron 3 comisiones:

  • a)- Código Urbano
  • b)- Patrimonio Histórico Cultural
  • c)- Reglamento de Edificación)

Estas comisiones funcionarán como bisagra entre lo normado y lo que se solicite modificar.